Mantenimiento preventivo

Que un vehículo responda de forma adecuada depende en gran medida del programa de mantenimiento que se establece para él. En Legauto te lo aconsejamos

Hoy en día, la electrónica se interpone entre la acción del conductor y la reacción del vehículo y la evolución de los componentes ha mejorado mucho el rendimiento de los vehículos a cambio de una profesionalización en su mantenimiento. Por eso la mayor parte de los cuidados del vehículo deben realizarse en el taller con la periodicidad que marque el fabricante en cada caso. Y es que un buen control de los sistemas del vehículo es una garantía para la seguridad, por eso te revisamos:

  • Carrocería.
  • Niveles y mediciones.
  • Sistema eléctrico.
  • Sistema de frenado.
  • Sistema de suspensión
  • Ruedas y neumáticos

Los coches tienen un libro de uso y mantenimiento. Conviene echarle un vistazo cuando tenemos un poco de tiempo libre, no vaya a ser que la primera vez que lo leamos sea en medio de una vacía carreterucha local, a las tres de la madrugada y bajo una lluvia torrencial porque el coche se ha declarado en huelga para vengarse de nosotros tras mucho tiempo de no recibir la debida atención. La anticipación es básica en el automóvil. En materia de mantenimiento, también.

Niveles y mediciones

Una vez por semana conviene mirar los niveles de líquidos que emplea el coche. Antes de hacerlo, hay que tener en cuenta que las mediciones deben hacerse con el coche inmovilizado y en llano, y con el motor parado y en frío, loa aspectos a revisar son:

image
  • Aceite.
  • Líquido refrigerante.
  • Líquido de frenos.
  • Líquido lavaparabrisas.
  • Líquido de la servodirección.
 

 

image
image
image